Mientras toman un café...

Dos chicas entran en el Starbucks más cercano que se encuentra a la salida de su universidad. Una se dirige al mostrador y pide al encargado dos cafés a la menta y unos pasteles. La otra toma asiento y abre su laptop. En solo unos segundos se conecta a Internet WI-FI (cortesía del acuerdo entre Starbucks y T-Mobile para crear puntos de acceso inalámbrico en sus miles de establecimientos) Una vez hecha la conexión, la chica busca en Google el nombre del grupo que interpretaba la banda sonora de la película que vio la noche anterior. En el buscador aparece una relación de páginas Web junto a dos anuncios: uno de entradas para la gira de conciertos del grupo en su ciudad y otro del de la banda sonora que puede ser comprado y descargado en Amazon.com conjuntamente con la película. La chica decide consultar acerca de los conciertos de la banda en su ciudad. Cuando la chica hace clic en el anuncio de la empresa que vende las entradas, el gigante de Google se embolsa algún dinero (pues, a través de su programa de anuncios recibe una cantidad cada vez que algún cibernauta hace clic en un anuncio). La chica al ver las opciones decide comprar 2 entradas para el próximo concierto en su ciudad y al registrarse obtiene un pequeño descuento quedando en la base de datos para hacerle ofertas en los próximos anuncios de conciertos y eventos. Paga con su tarjeta de crédito VISA, empresa que cobra una cantidad por la compra a quien vende los tickets y un eventual interés por el crédito a la chica. Las entradas se entregan de manera electrónica (se imprimen) a través de una empresa que las comercializa, administra y promociona, quienes además aprovechan para hacerle una oferta de venta de paquetes de entradas, abonos y espectáculos a bajos precios en preventa si se decide en el momento.

En este instante vuelve su amiga con los dos cafés en la mano, quien además tiene ganas de presumir con el regalo que le hicieron sus padres por su 20 cumpleaños, un teléfono celular Samsung S7 rojo rubí, creado por un equipo de diseñadores coreanos tras meses de estudio de mercado y de trabajo con sesiones de “focus group”, aparato que además es comercializado conjuntamente con varias aplicaciones gratis, por un periodo de un año, que son comúnmente pagas, como Spotify, Evernote y One Drive. El teléfono de última generación utiliza el sistema operativo Android también de avanzada que se conecta vía 4G a la red de alta capacidad Broadband de Verizon, la cual tiene la capacidad de llevar información de velocidades de hasta 100Mbps, permitiendo el uso de múltiples aplicaciones simultaneas que incluye descarga en “Streaming” de películas, series en formato HD y cualquier formato de datos. Cuando las chicas ven el programa de películas y series que presta servicio en sus casas  y además el servicio celular, se le presentan en pantalla una serie de anuncios para los próximos estrenos, pero también sobre productos de belleza y ropa para personas jóvenes, “casualmente” de tiendas que son visiblemente evidentes al salir del Starbucks donde se encuentran. Revisan la lista de programación para escoger una serie que puede ser vista en “Streaming” en su celular, laptop o cómodamente en su casa para mirarla cuando lo deseen. Mientras tanto como cosa “casual” al navegar en su teléfono, aparato que a la vez identifica su posición mediante GPS y la transmite mediante la red celular, empiezan a aparecer, anuncios de promociones y ofertas de Starbucks y de tiendas de la zona donde se encuentran.

Justo antes de salir se recibe un correo de la empresa que vendió las entradas con una serie descuentos para nuevos eventos y espectáculos y otro de VISA agradeciendo esa compra en especial, anunciando de la misma manera las ventajas de adquirir entradas con sus tarjetas y ofreciendo un descuento en su próxima compra de espectáculos artísticos.

Al día siguiente se recibe un mensaje de la empresa vendedora de las entradas anunciándole a la compradora que ha ganado un premio de dos entradas para el concierto de una nueva banda que se presenta en la ciudad días antes del gran concierto del que acaba de comprar las entradas y que además recibirá un descuento del 10% en su próxima compra.

Este corto relato, de una situación que ocurre mientras dos chicas toman un café puede llegar a tener múltiples variantes en cada uno de nosotros como parte de nuestra comunicación diaria a través del Internet y los dispositivos de conexión que ocupa parte del tiempo de cada quien, nos habla del poder que el mercadeo y su intervención tiene en la vida de todos de manera casi imperceptible, como una sumatoria de acciones calculadas y ajustadas en momento y lugar, en donde terminan tomando parte y pagando, sin casi percibirlo, precisamente quienes hacen uso y también pagan los medios a través de los cuales se comunican: en ese caso las dos chicas o cualquiera de nosotros.

 

Ver todos los artículos

Ir a Terapost