Diseño, marketing y soluciones

El Marketing, es mayormente visto como el punto culminante de todo el proceso de desarrollo de un producto, siendo que probablemente es el área que requiere mayor agilidad, conocimiento de los consumidores y el uso de técnicas particulares de acuerdo a una serie de circunstancias propias de cada lugar, una vez que este tiene un desarrollo firme en cuanto a características y prestaciones. Pero qué tal si miramos hacia el producto que se ofrece y lo que este significa a cambio del dinero del cliente.

En términos teóricos, aprendemos que existen las famosas cuatro P que definen el marketing: Producto, Precio, Placement (lugar) y Promotion (promoción) siendo que algunos le agregan una quinta P que es Package (empaque) 

Definiendo el Precio y el Producto dentro de un proceso creativo, la meta es entonces desarrollar un producto que se pueda vender para lograr un beneficio y que necesariamente además cumpla con cubrir necesidades específicas de los clientes objetivo. Para tener éxito en ello, es necesario desarrollar investigación, análisis y trabajo creativo que permita asegurar la relación entre el valor y las prestaciones del producto. En cuanto a la tercera variable Placement (lugar) se refiere a como los clientes obtendrán el producto, lo cual ha sufrido una gran transformación dado que la misma ya no solo se refiere a un sitio físico como puede ser un supermercado o tienda, sino a la WEB como lugar de muestra y venta.

Algunos consideran  que el proceso que requiere de un trabajo más intensivo es la Promoción para desarrollar los elementos que dan el concepto positivo del producto a los potenciales clientes. Es allí donde juegan factores muy intensos del entorno, es allí donde juega el territorio del cierre de la imagen y concepto hacia los clientes. Pero sorpresivamente la Promoción no es considerada por quienes desarrollan el producto, por lo que los planes de mercadeo se terminan convirtiendo en cómo deben lucir o presentarse los anuncios, que slogan o imagen debe presentarse o que acuerdos promocionales deben realizarse.

Y es que muchos de los componentes que deben resaltarse de los productos y servicios no salen del proceso de marketing sino del área de desarrollo, los cuales no son tomados en cuenta siendo obvio que la calidad de un producto o sus características de rendimiento son de una importancia vital como justificación de valor, son en sí mismos el diseño y prestaciones lo que que busca satisfacer las necesidades de los clientes.

Por ello es muy importante tener en cuenta que un plan de negocios que se centre en las propiedades del diseño, calidades y soluciones que ofrece un producto, más que en conjeturas será más exitoso sin duda alguna.

Ver todos los artículos

Ir a Terapost